4 Febrero, 2012 Comentarios (0) DosmilesCastillayLeon

04-02-2012. LA GARGANTA DE TEJEA Y LOS GUINDOS, EN GREDOS

Dosmiles Castilla y León

GARGANTA DE TEJEA Y LOS GUINDOS, EN GREDOS

La ola de frio sigue dejando temperaturas bajo cero en todo el país y parece que se acercan las primeras nieves. Sin embargo, en la cara sur del macizo de Gredos, el imponente farallón rocoso ejerce de muralla de contención protegiendo de los gélidos frios del norte. Esta noche la temperatura ha estado rondando los -3º, cuando en la meseta siguen con valores inferiores a los -5º. Aprovechado esta situación nos decidimos a acometer una nueva cumbre esta mañana de sábado. Madrugamos, saliendo de nuestros sacos a las 7,30 de la mañana, bajamos hasta Candeleda a tomar un chocolate con porras y montamos en el coche camino a la localidad del Raso, desde donde tomamos la pista forestal que nos lleva hasta el Puente del Pinillo, donde comienza nuestra excursión por la Garganta de Tejea. Pronto nos damos cuenta de que hemos escogido bien el itinerario: a pesar de las bajas temperaturas, la vertiente sur y la profundidad de la garganta hacen que vayamos protegidos del viento que azota las cumbres.
Mirando hacia el final de la Garganta el tiempo no se ve nada bueno, pero puesto que ya estamos aquí subiremos hasta donde se pueda. Nuestro destino es la cumbre de los Guindos, situada al final de la Garganta en su vertiente occidental, junto al Collado del Asno. El recorrido es todo una delicia y a medida que va avanzando el día el cielo se va despejando, de modo que cuando alcanzamos la cima podemos disfrutar con las maravillosas vistas sobre un buen grupo de las más importantes cimas de Gredos, desde las cumbres de Peña Chilla, hasta el Almanzor y sus vecinos, y más al norte las más modestas del Asperón y los Castillejos, hasta la línea de cumbres que se pierde hacia el oeste en tierras extremeñas. En la cumbre el viento frío es absolutamente insoportable, serán seguramente más de 100 kms. por hora y una sensación térmica que rondará los -20º. Paramos justo un momento para la foto y corriendo para abajo en busca del abrigo de la profunda Garganta.
Buen día para lo malo que anunciaban. No nos hemos encontrado con nadie – la mayoría de la gente ha sido menos impulsiva que nosotros-, pero en nuestro “refugio” al cobijo de las montañas de Gredos hemos podido hacer de nuevo actividad coronando un nuevo dosmil.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR