7 marzo, 2011 Comentarios (0) Bitacora

07-03-2011. SECTOR ORIENTAL DE LA SIERRA DE LA DEMANDA

Dosmiles Castilla y León

SECTOR ORIENTAL DE LA SIERRA DE LA DEMANDA

 

Si en nuestra anterior excursión pusimos el punto y final a los dosmiles de la provincia de Segovia, en esta ocasión hemos hecho lo propio en la de Burgos. Para ello nos hemos desplazado hasta el extremo más oriental de la Sierra de la Demanda, en el límite con la vecina Comunidad de la Rioja, para ascender dos interesantes cimas: el Otero (2045 metros) y el Campos Blancos (2.054 metros). Ciertamente a las dos anteriores hemos de añadir otra más, la Cruz de la Demanda, cima ésta que no llega por unos metros a los dos mil metros de altitud.

La ascensión la hemos acometido desde la vertiente riojana y al igual que nos ocurrió en nuestra aventura por la Sierra de Ayllón, a pesar de que una carretera asfaltada asciende hasta muy alto, al collado de la Cruz de la Demanda (en esta ocasión por encima de los 1800 metros), lo cierto es que hemos tenido que dejar nuestro coche mucho más abajo a causa de la importante nevada registrada en los últimos días. De este modo nos ha tocado hacer más de seis kilómetros de continuados zig-zags por el trazado de la carretera deslizando cuesta arriba nuestros esquís hasta llegar hasta las inmediaciones del collado. Desde esta zona hemos progresado por un cómodo cordal hacia el norte hasta la Cruz de la Demanda, mas tarde hasta el Otero, para luego descender hacia el nor-noreste en busca de la última cima, los Campos Blancos, un magnífico balcón que proyecta sus vistas hacia el este sobre tierras riojanas y todo el conjunto de cimas que preside el pico San Lorenzo, y hacia el oeste sobre burgalesas presididas por las cumbres del San Millán, Trigaza y Cabeza Aguilez.

A pesar de que los días van siendo cada vez más largos hemos apurado en exceso la hora y al final llegamos de vuelta al collado con las últimas luces del día, con lo que el descenso por la carretera lo hacemos esquiando casi en penumbra, aunque eso ya no importa y disfrutamos dejando deslizar suavemente nuestros esquís sobre la nieve sin transformar hasta llegar de nuevo al coche.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR