9 Septiembre, 2012 Comentarios (0) Bitacora

09-09-2012. MUCHO MÁS QUE DOS (y III): EL PAMPARROSO Y TORRE DE LAS PUERTAS DE MOEÑO

Dosmiles Castilla y León

MUCHO MÁS QUE DOS (y III): EL PAMPARROSO Y  TORRE DE LAS PUERTAS DE MOEÑO

El pronóstico del ayer sábado hablaba de posibles chubascos dispersos en la noche hasta el domingo. De hecho a eso de las dos de la mañana cayeron unas gotas que hicieron que cundiera la alarma en nuestro cómodo vivac, pero el tema no pasó de ahí. El viernes habíamos fracasado en nuestro intento de ascender a la Torre de las Puertas de Moeño por su vertiente sur, accediendo desde la Canal de Moeño de modo que hoy vamos a intentarlo de nuevo, pero ahora por el norte, intentando enlazarlo con la cumbre del Pamparroso.

Levantamos definitivamente nuestro “campamento” de las Majadas de Moeño, de modo que a partir de ahora ya iremos cargados con más peso. Nuestra idea es hacer la ascensión desde la Canal de Dobresengros. Para ello tomamos el camino de la Canal de Arzón, en dirección norte, camino que luego abandonaremos para encaramarnos al cresterío que, hacia el sureste, nos lleva hacia la Bermella. Descendemos hacia la Gargantada de Hoyo Grande, donde dejamos nuestras mochilas. Desde aquí, ya mucho más ligeros, nos aventuramos a buscar un itinerario que nos lleve a la cumbre del Pamparroso, como primer objetivo, para lo cual vamos entornando la montaña hacia el sur entre terrazas de piedra muy suelta. Unas afiladas agujas rojizas se levantan sobre nosotros a medida que avanzamos en línea ascendente por terreno incómodo en busca de alguna collada que nos permita atravesar el afilado y roto cresterío. Nos aventuramos por una bastante al sur y.. bingo. A nuestra derecha queda una de las escarpadas cumbres de la torrezuela y a la izquierda la otra, a la que llegamos sin mayor dificultad. Para ir hacia la cumbre del Pamparroso tenemos que pasar bajo la cumbre de la derecha pegados a la roca en un terreno bastante precario  hasta llegar a una collada que ya nos deja en un terreno más cómodo muy cerca de la cima del Pamparroso, la cual coronamos sin mayor dificultad.

Desde aquí hacia las Puertas de Moeño el terreno es muy poco evidente. Por donde hemos venido no hay continuidad, con lo que tenemos que bajar hasta un collado en el que la roca caliza vuelve a aparecer por debajo de este casos de agujas rojizas. Desde aquí unas pequeñas terrazas con marcas de paso de los rebecos nos conducen hasta un colladito, de nuevo de roca rojiza, con un característico ojal que marca el paso hacia otra sucesión de terrazas que ajenas al vértigo nos conducen hacia la empinada pendiente que, ya por terreno más seguro, desembocan en la plataforma final de las Puertas de Moeño. Lo hemos conseguido!!

Vemos como, efectivamente el acceso desde el sur era mucho más complejo, de modo que esta vez hemos acertado. Para retornar a nuestras mochilas investigamos para no desandar todo el camino y encontramos una canal muy próxima a la cima que parece que puede tener continuidad. Pronto vemos un hito … estamos de suerte, vamos para abajo que el cielo se está poniendo feo y los goterones que caían en el tramo final de la subida están empezando a dar paso a una lluvia más intensa. Bajamos rápido y deja pronto de llover. El camino está razonablemente hitado hasta la cerca del Hoyo Grande, con lo que no hay más que seguirlo. Recuperamos fuerzas  junto a nuestras mochilas y raudos y veloces –en la medida que nos lo permiten nuestros ya castigados cuádriceps- descendemos la Canal de Dobresengos hasta Caín, donde nos esperan María, Isidoro y Vicente. Vaya fin de semana… todo una pasada!!. Terreno de aventura en Picos

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR