13 Noviembre, 2011 Comentarios (0) Bitacora

13-11-2011. EN LAS MONTAÑAS OLVIDADAS DE LACIANA

Dosmiles Castilla y León

EN LAS MONTAÑAS OLVIDADAS DE LACIANA

Hace unos años, cuando nos planteamos el reto de ascender a las cimas de nuestra extensa Comunidad Autónoma de más de dos mil metros de altitud, no sabíamos cuantas montañas había en nuestra geografía que superasen esa cota. Hoy, cinco años después, tampoco sabemos a ciencia cierta cuantas puede haber. Sin embargo, después de tantas excursiones hay algunas otras cosas de las que no nos cabe ninguna duda. Resulta indudable que son más de cuatrocientas, pues esa cantidad hace ya algunos meses que la hemos sobrepasado. Del mismo modo resulta evidente que todas aquellas que tienen la consideración de cumbres principales, por su entidad, su prominencia o por su interés alpinístico, han sido ya pisadas por nuestras botas.

Tan cierto es lo anterior, como que, afortunadamente nos quedan cimas por ascender. Desde luego no son muchas, pero alguna queda, como ocurrió con las de la escapadita de este domingo. Y es que cuando hace un par de años hicimos cima en el Cornón y prolongamos nuestra caminata por sus vecinos, el Cornín y el Pico Lago, ya intuíamos que otro dosmil nos quedaba algo más hacia el suroeste. A la vuelta, en casa vimos que efectivamente, el Pico Río superaba la mágica cota y deberíamos ir a conquistarlo más adelante. Por otra parte, hace unos días, pasando a limpio nuestras rutas y coordenadas sobre el mapa, nuestro amigo Fran nos advirtió que otra cota, el pico Cebolleo, que superaba los dosmil metros, estaba en el mismo límite con Asturias, con lo que compartía cima con nuestra Comunidad.

No ha hecho falta esperar mucho para encontrar un día para acometer ambas cima. La ascensión desde Orallo, cerca de Villablino, se realiza por un largo camino que remonta el río. Puesto que el tiempo acompañaba hemos tirado de nuevo de bici de montaña para ascender por la pista. En total seis kilómetros nos hemos quitado a lomos de las dos ruedas (y otros tantos de vuelta), lo que nos ha permitido ser más rápidos. Desde la cabecera del valle, hemos ascendido en primer término a la cumbre del Cebolleo con un viento con rachas próximas en la cresta final a los 100 kms. hora y que en ocasiones nos hacían perder la verticalidad de forma evidente. A continuación nos hemos dirigido hacia el este, en busca de la cima del Río, otra cumbre poco frecuentada pero con unas inmejorables vistas sobre el Cornón y el Cornín. De vuelta al collado, hemos retomado hasta las bicis y tras un precioso y rápido descenso hemos logrado rematar en cuatro horitas todo nuestro recorrido ascendiendo a dos bellas cimas en un otoño espectacular por los valles de la comarca de Laciana. Ojalá tengamos todavía muchos dosmiles y rincones como estos por descubrir.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR