19 Diciembre, 2010 Comentarios (0) Bitacora

19-12-2010. EN EL SECTOR ORIENTAL DE GUADARRAMA

Dosmiles Castilla y León

EN EL SECTOR ORIENTAL DE GUADARRAMA

Las montañas del Guadarrama son el paraíso del senderismo amable, sin dificultad, sin complicaciones; pero con maravillosos bosques de pinos y unas magníficas vistas. Hoy lo hemos comprobado una vez más en nuestra excursión por el sector oriental de esta sierra. Nos hemos acercado con nuestro coche hasta el puerto de Navafría, que asciende hasta los 1774 metros. Desde el mismo puerto hemos ascendido por la pista forestal que sale hacia el E-NE todavía en la vertiente de Castilla y León. La niebla y la molesta humedad de la vertiente segoviana nos han dado una tregua y por encima de los 1800 metros hemos disfrutado de sol, aunque con una temperatura que en ningún caso ha subido por encima de los 3 grados.
El camino ancho, cómodo y sinuoso, describe en la primera parte de su recorrido sucesivas subidas y bajadas con una fuerte pendiente entre un precioso bosque de pinos, dejando en todo momento a nuestra derecha un cercado, que más o menos sigue la línea que divide administrativamente el terreno entre las vecinas tierras de Madrid y de Segovia. Aproximadamente a 1900 metros pasamos por el lugar conocido como el Reventón, donde todavía se aprecian semiderruidos los restos de una antigua construcción. Seguimos cogiendo altura hasta llegar a la primera cota del día por encima de los dos mil metros: se trata del Reajo Capón (2092) que, como todas las cumbres de esta zona presenta en su parte superior un suave relieve que, al menos desde donde llegamos nosotros se nos antoja más una loma que una auténtica montaña. Seguimos nuestro cómodo camino por la pista y sin mayores dificultades enlazamos con la segunda cota, que es el Reajo Alto, esta vez con un vértice geodésico (2106) que la da una mayor prestancia y con unas estupendas vistas sobre el embalse de Riosequillo. Descendiendo unos metros hacia el noroeste llegamos a un collado y unos metros más adelante al Alto de la Muela o del Buitre (2105) que da vista sobre toda la llanura segoviana. Volviendo de nuevo al collado buscamos una última cota más, mucho más modesta que las anteriores, pero también sobre los dos mil metros, el Lomo Gordo (2079).
Nos hemos librado de la niebla y hemos disfrutado de un estupendo día de montaña en familia, enlazando las cuatro cumbres que nos quedaban de todo el Guadarrama hasta Somosierra, con lo que la jornada ha merecido con mucho la pena.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR