21 Enero, 2012 Comentarios (0) DosmilesCastillayLeon

21-01-2012. SIN NIEVE EN FUENTES CARRIONAS

Dosmiles Castilla y León

SIN NIEVE EN FUENTES CARRIONAS

Estupendo día el de este sabado en las Palentinas, sobre todo para estar, como estamos, en el mes de enero. Evidentemente la contrapartida lógica de este anticiclón tan prolongado, que casi lleva instalado entre nosotros desde el mes de octubre, es la ausencia de nieve en las montañas. La pregunta que se hace todo el mundo es si alguna vez había visto alguien estas cumbres en el mes de enero con tan poca nieve como este año. La verdad es que da bastante pena, sobre todo teniendo en cuenta que estas epocas son las más adecuadas para disfrutar con nuestros esquís de travesía por estas y otras montañas de nuestra geografía.
En esta segunda vuelta por algunas de las cordeilleras de la Comunidad de Castilla y León en busca de algunas montañas de más de dosmil metros de menor entidad hemos rebuscado en las estribaciones de Fuentes Carrionas. Ya nuestro amigo y gran conocedor de la zona, Vidal Rioja, nos advirtió de “aquí hay mucho tomate”.
De este modo, en la jornada del sábado en compañia de nuestro amigo Eduardo fuimos en busca de dos cotas “bajas” que no habíamos coronado. Para ascender la primera de ellas, los Altos de Velasco (situada en unca pequeña cuerda que sale al norte de las Peñas Malas), salimos desde el Valle de Lechada tomando la pista que sale poco antes de llegar a la leonesa localidad de Portilla de la Reina. Lo mejor de la cima, las espectaculares vistas, hacia el norte de los Picos de Europa -casi sin nieve, como podeis ver en la primera de las fotos- y hacia el sur, sobre el cordal que une el Pico Murcia con las estribaciones de Cuartas y Lomas.
La segunda cumbre que nos quedaba por ascender era el Alto del Coto Redondo de Hontanillas, al sur de las Peñas Malas. Para acceder a ella, desde los Altos de Velasco remontamos la arista noroeste del Peñas Malas, atravesamos su aérea cima, para descender por su arista noreste. Prácticamente no había nada de nieve, ni siquiera en este tramo. Sin embargo, el descenso fue bastante delicado pues habia una fina capa de hielo que cubría la roca y que nos hizo extremar la precaución para evitar cualquier susto. Superados esos cien primeros metros de bajada, volvimos a olvidar que estábamos en invierno y continuamos nuesrtra ruta ascendiendo al coto Redondo por su arista noroeste por las laderas herbosas. Allí nos esperaban nuestros amigos Silvia y David que son quienes además nos hicieron el gran favor de llevarnos luego de vuelta desde Cardaño de Arriba hasta Portilla de la Reina, donde habíamos dejado nuestro coche.
Para rematar la jornada muchas risas aderezadas con huevos fritos, lomo, patatas y la insuperable compañia debuenos amigos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR