22 enero, 2012 Comentarios (0) DosmilesCastillayLeon

22-01-2012. INVERNALES A LAS AGUJAS DE CARDAÑO Y DE FUENTES CARRIONAS EN ZAPATILLAS

Dosmiles Castilla y León

INVERNALES A LAS AGUJAS DE CARDAÑO Y DE FUENTES CARRIONAS EN ZAPATILLAS

Este domingo del mes de enero lo hemos dedicado a ascender a algunas agujas de en la zona de las montañas Palentinas. Ya al comienzo de nuestra aventura por los dosmiles, cuando acometimos la integral de Fuentes Carrionas, despues de hacer los Picos Cuartas y Lomas, ascendimos una de las cotas del precioso cresterío que conforma en conjunto de las Agujas de Cardaño, situadas por encima del Pozo de las Lomas. En aquella ocasión la cima que coronamos fué la más próxima al pico Tres Provincias, pues es la que presentaba un acceso más cómodo desde nuestra ruta. Teníamos, sin embargo pendiente ir de forma expresa a las Agujas trepando entre ellas para disfrutar de su extraordinario ambiente alpino.
Allá que nos fuimos. Resulta un poco dificil determinar el número exacto de agujas que conforman el conjunto, pues se trata de una sucesión de torres y todo depende de qué entidad demos a cada una de ellas. Lo cierto es que, en nuestro caso la elegida fué la situada en su extremo más noroccidental, que al menos en apariencia resultaba ser la más alta de todas. A la primera Aguja se accede por la canal que existe en su parte central; remontando el breve pedrero hasta la pequeña horcada la aguja más alta resultaba ser la de nuestra derecha. Una breve trepadita y nos colocamos en su cima, desde donde vemos que otra situada un poco más al este resulta ser más alta que aquella en la que nos encontramos. Se podría destrepar hacia la brecha que da acceso a ella, pero vemos que para alcanzar su cima hay un tramo en que el hielo puede hacerla compleja, de modo que optamos por bajar hasta la base e intentar atacarla por su flanco oriental. Aquí la trepadita comienza desde la misma base, pero la roca-se muestra bastante compacta. Pasitos de segundo y algún tercero en el tramo final nos llevan sin mayor complicación hasta la misma cima. Desde ella vemos que realmente su altura no resulta ser mucho mayor a otras dos más (seguramente no habrá más de 5 metros de diferencia entre ellas).Con la satisfacción de la actividad bajamos de nuevo hasta el pozo de las Lomas. Como todavía queda día por delante nos encaminamos hacia las Agujas de Fuentes Carrionas, unas esbeltas torres que se esconden detrás del Pico del Tío Celestino, al norte del coloso Curvacas. Esas Agujas también las vimos en nuestras anteriores andanzas por la zona, pero fue de nuevo nuestro amigo Vidal Rioja quien nos convenció de que había que visitarlas. Él ya las había ascendido en septiembre de 2010 siguiendo las indicaciones de uno de los aperturistas, Alejandro Diez  Riol  leyenda viva del montañismo palentino.  La verticalidad de las negras paredes de conglomerado hace que tengan un encanto muy especial. Bajamos  hasta el collado que las separa de la cuerda principal y los orientamos hacia su cara sureste avanzando por sus primeros contrafuertes. Al poco encontramos una marcada canal por la que ascendemos sin mucha dificultad hasta llegar a una pequeña horcada. Desde allí avanzamos hacia nuestra derecha durante unos metrospor una bonita placa que asciende por la arista (paso de III)  hasta llegar al final de esa arista, donde hay que atravesar por un agujero (pequeña ventana)., que nos conduce a una segunda horcada. Desde éste punto lo más sencillo es descender  unos diez metros por una estrecha canal de piedra suelta de la vertiente este y luego salir de ella girando ligeramente hacial el norte para continuar subiendo por una fuerte pendiente de matos. A medida que llegamos a la parte cimera la roca va ganando nuevamente terreno a los matos, llegando a la cima en sus últimos metros por su arista orientada más al norte.

Actividad nada extrema, pero altamente gratificante, tanto por la belleza de las agujas, por el ambiente alpino en que se desarrolla, por tratarse de un terreno muy poco frecuentado y, sobre todo, por tener en nuestra mente a Redondo, Puertas, De la Torre, Saldaña y Riol en sus andanzas por estas crestas en el año 1956. Además con el aliciente de ser una invernal pura…. en zapatillas. Vaya regalo, amigo Vidal!!.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR