22 abril, 2012 Comentarios (0) Bitacora

22-04-2012. EN EL VALLE DE LURIANA

Dosmiles Castilla y León

EN EL VALLE DE LURIANA

 

En esta primavera tan rara ha nevado más que en todo el invierno. De hecho, la nieve caída a lo largo de la semana pasada en las Montañas de León y de Palencia ha descendido hasta cotas muy bajas. Y aunque ahora los días son más largos, el terreno está más caliente y las temperaturas en las horas centrales del día son mucho más altas que en los meses pasados, todavía hay posibilidades de disfrutar de los esquís de travesía en algunas zonas. Es el caso de la zona comprendida entre San Glorio y Pandetrave, donde existen un buen número de montañas, algunas de ellas sobradamente conocidas para nosotros y otras aún por ascender e incorporar a nuestra lista de dosmiles.

Lo cierto es que hace muy poco estuvimos ya en esta zona, ascendiendo a la Tabla Rayada y al Coriscao. El mal tiempo nos impidió seguir nuestra andadura hacia el Valle de Luriana, donde teníamos la deuda pendiente con la Tabla Malrota. Incluso había algunas otras cimas cuya entidad nos suscitaba dudas y queríamos también añadir a nuestra agenda, como era el caso del Mostajal y del Calar de Juanito.

Puestos en faena, emprendimos nuestra marcha calzándonos los esquís un kilómetro antes de llegar al puerto de San Glorio, para subir por el valle que separa la Tabla Rayada del Cascajal, siguiendo el curso del arroyo de Valdeloso, hasta subir al alto de la Cardosa. Desde allí, flanqueando la ladera del Coriscao fuimos hasta la Tabla Malrota, descenso hacia el oeste, siguiendo el cordal, para emprender de nuevo la ascensión al Escaño (que presentaba unas muy delicadas cornisas hacia el este-sureste), y proseguir dirección al Mediodía, culminando en el Mostajal. Luego, de vuelta al Escaño, esquiada soberbia hacia el fondo del Valle de Luriana, y de nuevo nos pusimos las pieles de foca para subir al Calar de Juanito. Desde allí, de nuevo al Alto de Cardoso, para lanzarnos ladera abajo hasta el punto de salida. Bonita excursión, y aunque en las horas centrales del día se metieron las nubes, por la tarde de nuevo tuvimos la recompensa del sol.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR