26 Febrero, 2012 Comentarios (0) DosmilesCastillayLeon

26-02-2012. CABALGANDO POR LOS MONTES AQUILIANOS

Dosmiles Castilla y León

CABALGANDO POR LOS MONTES AQUILIANOS

Escapadita de la tarde del viernes. Visto y no visto. A las dos de la tarde en la oficina y a las cuatro y media a lomos de la bicicleta en el corazón del Bierzo. A pesar de que el fin de semana pasado pisamos nieve con nuestros esquís en la zona de Somiedo, en los montes Aquilianos, aún cuando superan los dosmil metros, no había prácticamente nada.

En esta zona del Bierzo tan sólo nos faltaba por coronar una cima, poco frecuentada, pero con entidad y personalidad para ser considerada como tal. Se trata de la Cruz Mayor, que se eleva al suroeste del Pico Tuerto, siguiendo el marcado y abrupto cresterío. La aproximación la realizamos por la carretera que sube al Campo de las Danzas, para dejar el coche donde termina la pista que hace ya muchos años fué asfaltada, pero que ya ha perdido gran parte de ese sólido firme. Desde allí, y puesto que se trataba de exprimir al máximo el día, nos montamos a lomos de nuestras bicicletas para recorrer los casí cuatro kilómetros de buena pista que nos aproximaron al collado situado al sur del pico de La Aquiana oeste del pico Tuerto -todo una delicia en bicicleta la parte del recorrido que atravesaba las zonas sombrías orientadas al norte, donde todavía se conservaban dos o tres centrímetros de nieve-. A partir de ahí abandonamos la bicicleta -y la pista- para coger los senderos que nos llevan hasta el collado del Teson, ya muy cerca de la cima del Pico Tuerto. En realidad, esa cima ya la habíamos ascendido, pero íbamos en busca del cordal que continuaba hacia la Cruz Mayor, pasando por las Portillinas. Desde la lejanía no es posible apreciar lo abrupto de este cordal, que sin entrañar ninguna dificultad apreciable, se hace muy entretenido con constantes subidas y bajadas en terreno rocoso.

Desde la cima del La Cruz Mayor, espectaculares vistas sobre toda la Cordillera de los Montes Aquilianos, y también, hacia el sur, sobre las vecinas de Cabrera y Segundera, entrando ya en territorio de la provincia de Zamora.

Puesto que esa tarde teníamos un billete-express, el retorno lo hicimos trotando por los senderos, para llegar a nuestras bicicletas, cual Cenicienta a su carroza, justo antes de que se hiciera de noche. Veintidós kilómetros de recorrido y cuatro horitas por el monte disfrutando.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR