26 Julio, 2012 Comentarios (0) Bitacora

26-07-2012. EL CERVUNAL DE GALAYOS

Dosmiles Castilla y León

EL CERVUNAL DE GALAYOS

Hay cosas en la vida que no tienen explicación. O al menos nosotros no las encontramos. Algo de esto es lo que nos viene pasando a lo largo del último año en nuestras excursiones por las montañas de Castilla y León.

Hoy hemos vuelto a Gredos. Pero, hasta donde somos capaces de recordar la última vez que estuvimos por esta Sierra –en las cumbres de Chilla, Risco Negro, los Huertos, las cumbres del Canchal de la Galana y los Riscos del Joral- bajamos pensando que con esto prácticamente quedaban totalmente rematadas todas las cimas de más de dos mil metros de este Sector. Pero, como viene siendo habitual últimamente, nos crecen las montañas.

Y es que en esta segunda revisión nos hemos topado con interesantes sorpresas. En la zona de Galayos, que es a la que nos hemos dirigido hoy, nos faltaba por ascender la cima del Cervunal. Supera, evidentemente, los dos mil metros, y cuando recorrimos todo el cresterío que desciende hacia el sur desde la cumbre de La Mira, esta se nos quedó sin hacer.

Hoy nos hemos puesto manos a la obra. Siempre es una satisfacción visitar la vertiente sur de Gredos, pero hoy nos daba una cierta pereza, pues en aquella otra ocasión el descenso fue bastante penoso por un terreno sin sendero y buscándonos literalmente la vida. Sin embargo, para la ascensión de la jornada de hoy la suerte nos ha sonreído en todos los sentidos. Pronto hemos conseguido enhebrar un cómodo camino que, al menos en principio, tenía muy buen aspecto. Un oportuno encuentro con un amable agente de la guardería forestal del Parque de Gredos nos ha sacado de dudas: el camino que salía unos metros antes de llegar a la Plataforma de Galayos a nuestra izquierda y pasaba junto a los restos de unas antiguas construcciones continuaba ascendiendo hasta la misma cima y, por si fuera poco, el año pasado lo limpiaron totalmente de maleza.

En efecto, así resultó ser. Aunque en principio el camino se abría bastante hacia el sur, luego retomaba hacia el norte en busca de un collado y desde allí, siguiendo de nuevo hacia el norte se alcanzaba un segundo collado, con lo que girando hacia la derecha se alcanzaba la cima del Cervunal sin mayores complicaciones.

Llegados a la cima, las vistas sobre Galayos y hacia el grupo del Almanzor resultaban sobrecogedoras. No hubo mucho tiempo para disfrutar. Unas amenazadoras nubes de tormenta avanzaban rápidamente hacia nosotros. Dejaron algo de aparato eléctrico hacia la zona del puerto del Pico, pero afortunadamente nada en nuestra zona. Por si acaso nosotros ya habíamos salido de la línea de cumbres y descendíamos rápidamente collado abajo. La suerte nos volvió a recompensar y no llegamos siquiera a mojarnos, aunque de vuelta a la plataforma de Galayos nos dijeron que allí había llovido por espacio de veinte minutos!.

Evidentemente la suerte hay que buscarla.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR