28 Octubre, 2011 Comentarios (0) Bitacora

28-10-2011. A LOMOS DEL VALDERROMAN

Dosmiles Castilla y León

A LOMOS DEL VALDERROMAN


Todo apunta a que, si nadie lo remedia, este último fin de semana de octubre nos cambiarán de nuevo la hora. Eso supone, como es obvio, que a partir de ese momento las tardes se nos van a quedar mucho más escasas, de modo que a eso de las seis y media de la tarde será de noche. Con esta espada de Damocles, hemos intentado -como siempre- apurar al máximo y aprovechar las últimas jornadas de tardes un poco más largas.
Con esta idea, la tarde del viernes todavía era aprovechable. Saliendo del trabajo a las dos y media;,a eso de las cuatro estábamos recorriendo la circunvalación de Avila con destino a la sierra de La Serrota. La elevación más alta, que es la que da nombre a la sierra ya la habíamos conseguido (con niebla, nieve y en compañia de nuestro amigo Eduardo). En aquella ocasión hicimos cima también en la cumbre del cerro del Santo (obviamente, por encima de los dos mil metros ambas), pero nos quedaba otro cerro hacia el este que también superaba esa cota. Se trata de una montaña no demasiado representativa y, en consecuencia, escasamente dibujada en los mapas montañeros, con lo que raramente se plantea como objetivo en sí mismo de una excursión.

Nosotros una vez más nos propusimos obviar todas esas cuestiones, pues nuestro único propósito es pasarlo bien conociendo todas estas montañas, incluso las menos representativas. Además viendo el mapa desde casa concluímos que ofrecía unas estupendas condiciones para hacer la “aproximación” a lomos de nuestras bicicletas, ese medio de locomoción que tantas alegrías nos da pero que muchas veces por simple pereza dejamos en casa.
Dicho y hecho. Entramos por una pista cerca de Cepeda de la Mora y al poco aparcamos nuestro coche y montamos en nuestras bicis. La pista es estupenda para las dos ruedas (aunque las cuestas, como siempre, exigen tirar de riñones, je, je). En el collado que da vista a la vertiente norte de la sierra echamos pie a tierra para acometer los últimos metros hasta la cima del Valderromán (también en otros lugares aparece con el nombre de Pico Moro). Un tramito andando hasta la cima y otra vez de vuelta a la bici a disfrutar cuesta abajo por la pista. En total, 460 metros de desnivel y algo más de 8 kilómetros que nos hemos merendado en dos horitas justas. A las 18,30 estamos de vuelta en el coche y todavía nos queda tarde por delante. ¿Que tal un cafetito?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR