10 marzo, 2017 Comentarios (0) Bitacora

50 AÑOS DE GREIM

El 11 de marzo de 2017 toda la comunidad montañera tenemos un aniversario que celebrar. Este día se cumplen 50 años desde que se dictó la Orden por la que se crearon en nuestro país las Unidades de Esquiadores – Escaladores de la Guardia Civil, las cuales fueron el germen de los GREIM (Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña), verdaderos ángeles de la guarda en nuestras actividades en ese entorno.

El 11 de marzo de 1967 se aprobó la Orden por la que se creaban las Unidades de Esquiadores – Escaladores, encargadas tanto del rescate en Montaña como de la vigilancia de los pasos fronterizos en los Pirineos, germen de los actuales GREIM.

Echando un vistazo al pasado, es interesante recordar cómo la creación de estos grupos especializados tuvo precisamente su impulso en el ámbito de la Federación de Montaña. En concreto fue Félix Méndez Torres, presidente de la FEM desde 1962, quien propuso a la Dirección General de la Guardia Civil la instauración en España de un modelo similar que ya venía funcionado en Francia desde 1958 a través de su Gendarmería.

Eran tiempos en que la afición por las cumbres iba en aumento y se hacía cada vez más necesario contar con operativos de salvamento, pues hasta entonces únicamente eran los propios montañeros quienes acudían en caso de accidente a rescatar a sus compañeros. De hecho, el propio Félix Méndez ya había organizado unos años atrás los Grupos de Socorro de la FEM compuestos de personal muy cualificado perteneciente a la Escuela Nacional de Alta Montaña. Sin embargo, el voluntarismo no era suficiente, pues la movilización del personal desde lugares lejanos en aquellos tiempos determinaba que los tiempos de respuesta eran muy elevados.

La intervención de la Guardia Civil, sin embargo podía resolver muchos de estos problemas. Por una parte,  eran ellos mismos los primeros en recibir las noticias de los accidentes en los acuartelamientos situados en zonas montañosas. Por otra, sus miembros acudían siempre al lugar del accidente ante la necesidad de levantar acta a las autoridades judicial y gubernativa de la época. Además, en las comandancia de las del Pirineo encargadas de las labores de vigilancia fronteriza ya se venía instruyendo a los allí destinados para moverse en terreno de montañas, incluyendo la práctica del esquí.

La insistencia del Presidente de la Federación y sus contactos con responsables de la Gendarmería Francesa hicieron que la propuesta calara definitivamente en los máximos responsables de la Guardia Civil, de modo que el 11 de marzo de 1967 se aprobó la Orden por la que se creaban las Unidades de Esquiadores – Escaladores, encargadas tanto del rescate en Montaña como de la vigilancia de los pasos fronterizos en los Pirineos.

De este modo, el año siguiente ya comenzarían a funcionar los Grupos de Esquiadores-Escaladores de Jaca y de Boltaña, a los que pronto se sumaría otro más en Granada para atender la zona de Sierra Nevada y más tarde otro más en Viella.

En 1981 se reestructuraron las unidades de Esquiadores-Escaladores y pasaron a desplegarse en Unidades de Rescate e Intervención en Montaña dando ya cobertura en los principales macizos montañosos de la geografía nacional.

El que se cumplan ahora cincuenta años desde que se pusiera el germen para lo que hoy son los Servicios de Rescate de Montaña de la Guardia Civil, es un motivo de alegría para todos, de forma muy especial para todos aquellos que disfrutamos de nuestros momentos de ocio en las montañas.

Es bueno y necesario dar las gracias a quienes siempre están dispuestos a estar ahí en ante una eventualidad o accidente en nuestras actividades en ese medio tan bonito y al tiempo tan hostil –incluso aunque hayamos tenido la fortuna de no tener que reclamar sus servicios-. La extraordinaria profesionalidad y humanidad con que desarrollan sus funciones resulta encomiable, supliendo en muchas ocasiones los limitados medios de que disponen para desarrollar su importante labor.

Es importante, por ello, hoy más que nunca nos unamos a esta conmemoración, trasladando ese profundo reconocimiento y gratitud a todos los que hacen posible que estos ángeles de la guarda sigan estando siempre a nuestro lado en nuestras aventuras por las montañas.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR