30 agosto, 2013 Comentarios (0) DosmilesCastillayLeon

CUMBRES OLVIDADAS EN PICOS DE EUROPA (I)

Dosmiles Castilla y León

Si las montañas de Castilla y León son un universo, las de Picos de Europa son, por sí mismas, todo un mundo. Un mundo singular, muy diferente a los demás, y con entidad muy diferenciada a todo lo demás. En este mundo hay tantas cumbres que muchas de ellas pasan fácilmente desapercibidas para cualquiera que no tenga una especial curiosidad por investigar esos terrenos menos concurridos, alejados –aunque sea solo unos pocos metros- de las miradas y objetivos de la gran mayoría de visitantes de la zona.

Es un terreno de aventura, con cumbres escasamente visitadas y de las que en la mayoría de ocasiones ni siquiera existen reseñas sobre cual pueda ser siquiera su “itinerario normal” de ascensión y que, a veces incluso, no llegan a tener siquiera un nombre bien documentado.

En la ruta de ruta de hoy vamos a recorrer algunas de ellas, partiendo del leonés puerto de Pandetrave. Subimos por la Canal de Pedabejo o Pedejo en dirección a la Vega de Liordes. Nada más superar el Alto de la Canal giramos hacia el noroeste por debajo de la cumbre de la Torre de Salinas. Intentamos no perder mucha altura mientras avanzamos en dirección a la Torre del Hoyo Chico. Aun cuando esa bellísima cumbre ya la ascendimos hace no mucho, la revisión de los mapas que hace nuestro amigo Fran nos ha permitido identificar otra montaña que supera los dos mil metros que nace donde termina la afilada arista norte de aquella esbelta Torre, sobresaliendo más de cuarenta metros sobre la cota del collado. No hemos encontrado nombre identificado para ella, aunque según hemos visto hay un pequeño lío sobre si la Torre de Olavarría es la que todos conocemos como tal (la situada al norte de la Torre del Hoyo del Liordes), o si es la cumbre a la que hoy nos dirigimos la que recibe este nombre. Nuestro amigo Isidoro Rodríguez Cubillas, que conoce como nadie estas montañas, apunta -con argumentos históricos- que fue el Conde de Saint Saud quien puso nombre a la Torre de Olavarría al ascender a su cima en una de sus incursiones a  las cumbres de Salinas –que es como tradicionalmente se conocía el conjunto que comprendía las Torres de Salinas y del Hoyo del Liordes-. De este modo, parece que en ningún caso pudo aparecer en la montaña situada al norte de la Torre del Hoyo Chico pues se estaba moviendo entre Salinas y Liordes.

 

Sea como fuere no deja ser la que hoy subimos la cumbre Norte del Hoyo Chico (2294 m). Allá que nos fuimos. Por la vertiente noreste, que es por la que accedimos, vimos que se podía subir sin problema y por ella alcanzamos la cumbre, aunque luego bajamos por la noroeste. Su privilegiado emplazamiento le otorga unas extraordinarias vistas sobre las cumbres vecinas, sobre todo hacia el Friero y el Liordes.

De vuelta hacia la collada de la Padierna aprovechamos y “coronamos” dos cotas más, éstas claramente muy secundarias (pero, en cualquier caso superando los dos mil metros de altitud y más de treinta sobre el collado). La primera de ellas, muy cerca del Lago Bajero, la bautizamos como Alto del Lago Bajero (2016 m)y la segunda Alto del Collado de la Padierna (2017 m). Tras esas dos pequeñas “chinchetas” nos vamos a dormir al refugio de Collado Jermoso, que el día que tenemos por delante mañana puede estar plagado de emociones.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR