2 Junio, 2013 Comentarios (0) Bitacora

FESTIVAL DE LOS PIORNOS EN FLOR EN EL SUR DE GREDOS: SABINAL Y PEÑA CHILLA

Dosmiles Castilla y León

A pesar de lo lejos que está la vertiente sur de la Sierra de Gredos, se trata de una zona que jamás nos ha dejado indiferentes. La belleza del paisaje, las interminables canales, lo salvaje del terreno, el hecho de que prácticamente se encuentre inalterado por la mano del hombre, hacen de esta zona uno de los lugares inigualables para disfrutar de la montaña en toda su magnitud.

Nuestro objetivo en la actividad de hoy se encaminaba, de nuevo, a dos cumbres de las poco conocidas y, al menos una de ellas, muy poco visitada. Se trataba del Sabinal y la Peña Chilla. La primera no deja de ser un mogote desgajado de los contrafuertes orientados al sur del Cuchillar de las Navajas. Quizás pudiera hablarse de tres contrafuertes: el situado más al este, que es el que desciende del  Casquerazo, hacia el Risco del Francés y el Durazno. El más occidental es el del Almanzor, en el que se suceden el Risco de los Cachorros, el Risco Redondo y las Peñas de Chilla. El tercero sería, por tanto, el que discurre entre los dos anteriores con dos únicas cotas diferenciadas, El Esbirladero y el Sabinal. Nuestro amigo Fran ha ido analizando cada una de estas cumbres con detalle para determinar el grado de identidad de las mismas, llegando a la conclusión que solamente tendrían entidad por encima de 30 metros desde el collado, además de las obvias –Almanzor y Casquerazo-,  el Risco del Francés, el Sabinal y las Peñas de Chilla.

De todas ellas, las únicas que estaban pendientes de ascender para nosotros eran las dos últimas –Sabinal y Chilla-, o más en concreto El Sabinal y la Peña Chilla norte, pues hace justo un año que estuvimos por aquí, accediendo a la Laguna Grande desde Puente Pinillos y ya coronamos la Peña Chilla Sur, pensando que ésta era la más alta de la dos y la única que tenía entidad (no hay como el rigor científico para hacer bien las cosas!).

Ciertamente no hay nada de bibliografía sobre la ascensión al Sabinal –o al menos nosotros no lo hemos encontrado-: ni guías, ni croquis …. ni siquiera a través de conocidos y amigos conseguimos una indicación de por donde podría ser el itinerario más evidente. De este modo, analizamos con detalle el mapa y llegamos a la conclusión que lo mejor podría ser intentar atacarla por el sur, por la Garganta de Chilla, por el itinerario que asciende al Cuchillar de las Navajas bajo el Casquerazo. Habría que remontar por esta vertiente sur desde los 700 metros en que se encuentra el Santuario de la Virgen de Chilla hasta los 1800, por debajo de las Lanchas de la Bóveda y desde ahí retirarnos de la senda hacia el oeste, buscándonos la vida entre las lanchas y los piornos hacia el collado situado justo al norte del Sabinal. Así lo hicimos y no sin esfuerzo nos colocamos en el collado, desde el cual buscamos la arista sureste para hacer una pequeña trepada que nos llevaría hasta la cima. Hemos ido comprobando nuestros altímetros y ni la ciencia ni nuestro amigo Fran se habían equivocado: 42 metros de elevación de la cumbre sobre el collado. Ciertamente es un mogote, pero tiene entidad …. y unas fantásticas vistas sobre algunas de las zonas más inhóspitas, salvajes y menos conocidas de Gredos.

Descendemos hasta los 1900 metros por el itinerario de subida y luego vamos poco a poco entornando por la vertiente sur de la cumbre por terreno incómodo hasta descender a los 1600. Nuestro objetivo es no perder demasiada altura para avanzar hacia el oeste en busca de un paso que nos permita acceder a las Peñas de Chilla. En nuestro camino vemos muchas cabras de Gredos y en varios puntos avistamos a jabalís seguidos de cerca por sus crias que juguetean detrás de sus madres, una visión nada común y que nos permite disfrutar al máximo de la excursión. Llegamos al collado del Sillao de la Peña y en pocos minutos nos encaramamos en la cumbre norte de las Peñas de Chilla. Segundo objetivo de la jornada conseguido!.

Solo nos queda bajar, y vamos a hacerlo por la Cuerda de Majalancha, que desciende desde la misma cumbre de Chilla hacia el sureste hasta la Vega de la Zarza, en la misma Garganta de Chilla, por un terreno que aunque no está muy definido, resulta tremendamente cómodo y en el que disfrutamos del festival de la primavera en Gredos, con los piornos en flor y el agradable frescor de los bosques de helechos. Fin de jornada. Diez horas después de habernos puesto las zapatillas llegamos de nuevo al Santuario, con 1945 metros de desnivel de subida …. y otros tantos de bajada!

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR