5 Mayo, 2016 Comentarios (0) Bitacora, Excursión recomendada, Sierra de Béjar - Excursion

POR LAS CUMBRES DE LA SIERRA DE BEJAR:TORREÓN, CANCHAL DE LA CEJA Y CALVITERO

Dosmiles Castilla y León

DATOS PRÁCTICOS

Altitud máxima: Canchal de la Ceja (2.425metros)

Zona: Sierra de Béjar

Coordenadas Torreón de Béjar: (ED50) 40º17´36,13´´N 5º44´22,10´´W

Desnivel: 754 m subida, 214 bajada acumulados en la ascensión

Distancia: 14,2 kms. (ida y vuelta)

Orientación: Norte, suroeste

Dificultad: moderado

Horario: Entre 5h 30m y 6h 15m ida y vuelta

Material específico: En invierno, crampones y piolet pueden ser imprescindibles. Raquetas con nieve polvo o primavera.

Descarga de ruta: http://goo.gl/W41uuL

 

 

Caminar por la Sierra de Béjar en éstos días de otoño es sentir el viento frio en nuestro rostro, recibir los aguaceros que barruntan las primeras nieves o contemplar cómo la Naturaleza va recogiéndose lentamente hacia su letargo invernal a la espera de una nueva primavera. La travesía de hoy permite además, para los más observadores, adentrarse en un espacio de gran interés geológico ante las evidentes señales de su pasado glaciar. Caminando a más de 2.200 metros de altitud por una planicie de morfología suave y sencilla, podemos observar a nuestros pies la formación de tres circos glaciares muy relevantes; el circo del Trampal con sus tres lagunas, el circo de Hoya Moros con las moles rocosas emergiendo de Los Hermanitos y el escondido circo de Hoya Malillo.

Nuestra ruta comienza en la plataforma del Travieso a 1.850 metros. La carretera antes nos ha llevado por Candelario que en hora temprana mostraba vacio su armonioso casco viejo declarado Conjunto Histórico-Artístico y que es sin duda de visita obligada.

Desde la plataforma, antes de iniciar la ruta, aseguramos que en nuestra mochila llevamos un cortavientos y unos guantes pues todo indica que nos van a hacer falta; las temperaturas han caído súbitamente estos días y en los altos de la Sierra siempre se acusa además la continua influencia atlántica que penetra por el suroeste.

El sendero por el que partimos se adentra en el matorral en dirección Sureste y se bifurca y multiplica unos metros más adelante al llegar al prado Travieso donde podremos coger agua. En una rápida ascensión de media hora por una senda marcada con grandes hitos alcanzamos la llanura cimera del Calvitero. Una vez en esta cuerda la recorremos en dirección Suroeste.

 

 

La cumbre del Calvitero es perfectamente reconocible por el monolito de la Virgen, si bien no es necesario hollar los 2.401 metros que tiene esta montaña, pues el sendero evita las últimas rocas de ascensión por nuestra izquierda desde donde pronto es visible nuestro segundo objetivo; La Ceja o el Canchal de la Ceja. Para alcanzarlo hemos de girar ligeramente en dirección Este. El Canchal de la Ceja, cuyo nombre es una referencia clara a los enormes bloques graníticos desprendidos en sus laderas por los hielos cuaternarios es, con 2.425 metros, el punto culminante de esta sierra considerada la estribación más occidental de la Sierra de Gredos. De hecho, aporta toda su vertiente abulense a la superficie del Parque Regional “Sierra de Gredos” y es considerada como el último ambiente con ecosistemas de alta montaña más al Oeste del Sistema Central. La contemplación desde la cumbre del circo y la garganta del Trampal con sus tres lagunas y las turberas encharcadas de lo que fue una cuarta debió justificar todo ello, pues ya a simple vista resulta maravillosa. También podemos observar la laguna de La Solana, popularmente conocida como Laguna del Duque situada en el valle paralelo más al Sur.

La salida desde La Ceja la realizamos por un camino bien visible que desciende en suave pendiente hacia las Agujas de Hoya Moros que tendremos muy cerca a nuestra derecha. Antes de cruzar una portilla accedemos desde este paraje a otra bella panorámica de la excursión pues se abre ante nosotros muchos metros abajo, la espectacular perspectiva del circo de Hoya Moros. A nuestra izquierda vamos dejando la garganta de La Solana y avanzamos ahora hacia la parte más complicada de nuestra ruta.

A partir de este punto la senda toma una pendiente en ascenso fuerte, al final de la cual está la cima de El Torreón. Llegar a nuestro objetivo final requiere una última atención pues descenderemos un corto pero pronunciado tubo de roca que llaman el Tranco del Diablo, en el que para su destrepe podemos ayudarnos de una cadena fija allí instalada. Superado este paso en unos pocos minutos alcanzaremos la cima de Talamanca, sin apenas entidad, para continuar tras el fácil ascenso de un último repecho que da vistas al cacereño valle del Jerte, hasta el vértice geodésico de El Torreón a 2.400m. Sentados en la cima, impresiona ver bajo toda esta corona de cumbres recorrida, las escarpadas paredes de roca de lo que fue un borde glaciar y ver valle abajo gigantescos bloques de granito dispersos entre los pastos formando parte de un paisaje de verde y negro, de liquen y agua, que entre pequeñas hoyas y cubetas van dando curso a lagunas, ríos y arroyos.

Desandamos el camino por donde hemos venido con la ilusión de saber que aquí, en la Sierra de Béjar, aún nos queda mucho por descubrir.

OBSERVACIONES

Ascensión fácil sin mucho desnivel con una única dificultad a tener en cuenta; el paso del Tranco del Diablo. Se trata de una sierra muy traicionera en caso de niebla por lo que se desaconseja entrar en ella cuando las condiciones de visibilidad se reduzcan. Con nieve es imprescindible llevar piolet y crampones y saber utilizarlos. En algunos mapas se identifica a El Torreón con el nombre de Calvitero situada más al Norte.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR