23 Febrero, 2013 Comentarios (0) Bitacora

SHERPAS EN EL TELENO

Dosmiles Castilla y León

 

Otro fin de semana con amenaza de temporal de frio y nieve en la Cordillera Cantábrica. Un año curioso, este que nos toca. Hay nieve a esgalla, como diría nuestro amigo Vidal. Sin embargo, se nos muestra esquiva. Son pocos los días de anticiclón entre borrasca y borrasca y, por si fuera poco, nunca coinciden en fin de semana. Hay que ajustarse a lo que hay, pues no nos queda otra.

El pasado fin de semana ha ocurrido otro tanto de lo mismo. El viernes entraba el frente. Amenaza de temporal en las noticias, y nuestra idea de irnos a la Sierra de Orpiñas con los esquís se alejaba cada vez más. Consultamos la meteo y, efectivamente, el tiempo va a ser horroroso. Nos planteamos, no obstante un plan B. Qué zona podrá salvarse del temporal?. Quizás el Teleno, pues está bastante alejado de la Cantábrica y es una montaña que nunca nos importa repetir, y menos si es con esquís, pues para nosotros era asignatura pendiente.

A las siete de la mañana del sábado, la meseta castelllana presentaba un aspecto muy poco usual. La nevada caída por la noche ha dejado entre tres y cinco centímetros de nieve. Donde vamos ….? Estamos locos …?. Seguramente … pero al menos hay que intentarlo. La autovía no presenta complicaciones. Está seca y la nieve ya desaparece a la altura de Tordesillas. Un poco más allá ni rastro de ella. El día sin embargo se presenta luminoso a medida que va amaneciendo, lo cual nos llena de satisfacción.

Cafecito en Astorga y nos vamos hacia Molinaferrera, que es desde donde vamos a iniciar nuestra ascensión. Por cierto… donde está la nieve?. Parece que muy arriba. Cargamos nuestros esquís a las mochilas al más puro estilo sherpa y hacemos un porteo desde los 1150 metros hasta los ….1850. Estamos locos…?, si había nieve hasta en la misma orilla del Duero, a 800 metros!!

Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, todas las penas se nos pasan cuando al llegar a la cota de nieve vemos el tramo de los últimos trescientos metros que nos quedan hasta la cumbre con una capa de nieve en extraordinarias condiciones. Nos calzamos los esquís y para arriba. A medida que alcanzamos la cima las nubes que jugueteaban sobre las zonas altas terminan de levantar y el viento nos da un agradable respiro.

Satisfacción en la cima, junto a María y Javier “Gurpe” que nos han acompañado en esta ocasión. Un tentempié rápido y vamos hacia abajo antes de que se pueda estropear la visibilidad …. o alguien pueda robarnos el placer de dibujar las primeras huellas por esta magnífica nieve. Trescientos metros de pleno disfrute y listos… para casita con una buena sonrisa ¡!

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR